Inclusión educativa y social | Seis proyectos emblemáticos

Actividades, temporalización y evaluación

Las actividades más importantes relacionadas con los tres ámbitos son las siguientes:

Configuración y aceptación del concepto positivo de uno mismo/a, con actividades que aumentan su autoestima y autoconfianza, y aumentan su participación y colaboración con el grupo social.

La sexualidad, que al ser una preocupación para los padres y madres, se trabaja con las familias y con los profesionales del centro. Se han llevado a cabo sesiones de formación con el asesoramiento de D. Carlos De la Cruz, sexólogo especializado en educación afectivo- sexual de personas con discapacidad intelectual. Además, en todas las áreas, se abordan actividades dirigidas al desarrollo de habilidades que favorezcan vivencias afectivo- sexuales positivas, la aceptación de los cambios que van generándose en el cuerpo de las personas con discapacidad a lo largo de su desarrollo; la tolerancia en torno a las vivencias afectivo-sexuales de las personas con discapacidad; la adquisición de habilidades que favorezcan vivencias afectivo-sexuales positivas; y la capacidad para regular socialmente conductas sexuales.

La higiene y aseo personal constituyen las actividades más importantes en la autonomía del alumnado. Entre las actividades están las duchas del alumnado de la Etapa Secundaria y del tercer ciclo de la Etapa Básica tras las sesiones de Educación Física; momento diario del aseo del cuerpo con el alumnado de la Etapa Básica, e higiene dental después de la comida con los auxiliares de educación especial y las monitoras de comedor. Se abordan el conocimiento de los utensilios y elementos del cuarto de baño; la capacidad de bañarse y ducharse autónomamente, y de llevar a cabo la higiene menstrual; la independencia para ir al cuarto de baño, y la preocupación por estar limpio/a.

La alimentación, con especial atención al desarrollo de hábitos y utilización adecuada de objetos y espacios. Actividades a destacar son el taller de almuerzos saludables con alumnado de la Etapa Secundaria coordinado por la ATS del centro; el Proyecto del bar de almuerzos y protocolos de pautas de comedor y de alimentación de todo el alumnado elaborados por el profesorado tutor, y puestos en marcha y evaluados por los auxiliares de educación especial y las monitoras de comedor.

El vestido, con el objetivo de que los alumnos/as sean capaces de vestirse sin ayuda. Se trabaja en las diferentes salidas y viajes a otros entornos y se incide en la capacidad  de realizar de forma autónoma estas tareas; la preocupación por llevar la ropa adecuada; y la capacidad de vestirse, desvestirse y cambiarse de ropa en los lugares y momentos adecuados.

El conocimiento y desarrollo de destrezas en tareas domésticas, que favorecen la participación activa de nuestro alumnado en la convivencia familiar. Se trabaja fundamentalmente en el taller de habilidades domésticas, donde el alumnado  asiste semanalmente con el profesorado tutor. Se lleva a cabo un proyecto en el que, bajo el título La tienda de los almuerzos, dos niveles de la Etapa Secundaria organizan semanalmente una tienda de almuerzos para todas las personas del centro. Se evalúa el conocimiento de las estancias y elementos de la casa; el interés en la realización de tareas en el hogar, y la colaboración con otras personas en el centro y en el hogar.

Para la adquisición de las habilidades de esta área es necesario descomponerlas en pequeños pasos; trabajarlas de manera regular transformándolas en rutina; utilizar las técnicas de modelamiento, unido a instrucciones verbales sencillas con apoyo visual y de encadenamiento hacia atrás; y, por último, relacionar todas las actividades del área con situaciones cotidianas dotándolas de funcionalidad.

d

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad